OC 37 – Introducción


Inicio Volver

Introducción

La Fundación Nemesio Antúnez nace el año 2016 por una necesidad e interés familiar en conformar el archivo personal de Nemesio y abrirlo al público. Nuestra misión consiste en volver autónomo este patrimonio —cuerpo documental— mediante su conservación, accesibilidad y difusión, multiplicando lecturas que puedan activar significados y asociaciones de interés actual para generar nuevos proyectos, acciones y reflexiones culturales.

El Archivo Nemesio Antúnez está conformado por un universo de cerca de 15.000 documentos, agrupados en cuatro fondos: documental (prensa, manuscritos, correspondencia, catálogos); fotográfico (diapositivas, fotografías en papel, negativos); audiovisual (archivos sonoros y videos) y gráfico (ilustraciones, bocetos e intervenciones gráficas sobre documentos).

Los documentos del archivo se sitúan en un arco temporal entre la década del 30 del siglo pasado hasta la actualidad. Desde que existimos como Fundación hemos recibido correspondencia, fotografías e información de diversas fuentes, aportes fundamentales para que el archivo continúe creciendo. Este testimonio material contribuye a la historia del arte chileno y da cuenta de una escena local de artistas comprometidos, contexto en el que Nemesio aparece como un catalizador que promueve una red de colaboración cultural local e internacional.

En el archivo se reconocen distintas dimensiones del legado de Nemesio. Respecto de su dimensión como artista, aparecen reflexiones sobre su obra y se manifiesta su amor por Chile, por sus paisajes y su gente, por los rituales y oficios, con la vocación permanente por la búsqueda de lo original, aportando a la creación del imaginario visual de Chile.

La labor de Nemesio en instituciones culturales y públicas, como director de museos, agregado cultural, comunicador y maestro, dan cuenta de su vocación democratizadora. En su trabajo, demostró la voluntad de democratizar el arte, de expandir sus límites, intentando borrar la frontera entre alta y baja cultura. Este empeño aparece materializado en el grabado (la más democrática de las técnicas artísticas, según Nemesio) y en su trabajo en medios de comunicación. Nemesio fue un divulgador que trabajaba guiado por la misión de abrir y extender el arte a todos. Es por eso que realizó el programa de televisión Ojo con el arte (archivo audiovisual pendiente de rescatar para el alcance público).

El año 2018, Nemesio habría cumplido 100 años. Quisimos celebrar su centenario organizando una serie de actividades, para lo cual solicitamos apoyo al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. El archivo constituye la fuente original que guía las investigaciones necesarias para realizar cada una de estas actividades en diversos espacios y regiones de Chile (exposiciones, publicaciones, itinerancias, charlas y conversatorios).

En el marco del centenario, hemos logrado generar una red de colaboración entre instituciones culturales que involucra equipos interdisciplinarios, enriquece el conocimiento y da paso a una plataforma de difusión de mayor alcance. Algunos de los hitos que han marcado este centenario son: Ilustrado por Antúnez, exposición realizada en conjunto entre la Fundación y la Biblioteca Nacional, en la que se abordó la labor gráfica de Nemesio como ilustrador de afiches, libros de poetas y escritores, carátulas de discos y manifiestos a favor de los derechos humanos.

En conjunto con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio desarrollamos un cuaderno pedagógico, Nemesio Antúnez 100 años, que será entregado a docentes de establecimientos educacionales públicos a lo largo de todo el país.

Antúnez: paisaje y poesía, es una exposición itinerante de grabados pertenecientes a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes, que recorre Chillán, Concepción y Linares, una itinerancia que permite llevar a Antúnez a regiones, reconstruyendo su vínculo con el sur de Chile a través de conversatorios y presentaciones relativas al lugar, la muestra y el artista.

Como cierre de este centenario, realizaremos una gran exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes y en el Museo de Arte Contemporáneo, con tres curadurías que abordarán su gestión como director de ambas instituciones y su legado como artista visual. Conviene recordar y destacar que este archivo se entrelaza y relaciona con otros archivos de arte, que, en conjunto, constituyen una red que abre paso a investigaciones que serán un gran aporte a la revisión de la historia del arte chileno. Tampoco podemos dejar de considerar que estos acervos de carácter analógico, de quienes revelaban sus fotografías, conservaban sus manuscritos como manifiestos personales, son los últimos archivos de estas características que van quedando. Es fundamental crear conciencia entre la población sobre la necesidad de resguardar este invaluable patrimonio.

Agradecemos a la Ministra Consuelo Valdés por entender la importancia histórica de archivos como el de Nemesio Antúnez y a todas las personas que, de un tiempo a esta parte, han insistido en la puesta en valor de los archivos y a los que, silenciosamente, hacen un aporte a esta causa para nuestro patrimonio intelectual.

Fundación Nemesio Antúnez

Articulos relacionados