Pintura mural y vanguardia: el recorrido europeo de Laureano Guevara durante la década de 1920

Mahuro César Souza Rocha – Pedagogía en Historia y Geografía. Licenciatura en Educación,
Licenciatura en Historia, Universidad de Playa Ancha

La hipótesis del presente ensayo apunta a demostrar que los viajes y experiencias de Laureano Guevara (1889-1968) en Europa durante el período 1924-1932 permiten explicar la puesta en escena, por primera vez en Chile, de una pintura mural con referencias modernistas. Dentro de las principales conclusiones se pueden considerar, en primer lugar, que Laureano Guevara actuó como un puente entre las tradiciones pictóricas provenientes desde Italia, específicamente en su idea de la pintura al fresco que heredó directamente del Tratado del Arte de Cennino Cennini (1370-1440), y los planteamientos vanguardistas que experimentó en Francia a través de la obra de Paul Cézanne (1839- 1906).

De esta manera el pintor chileno fue vital para acercar sus planteamientos a los críticos y estudiosos del arte en Chile a través de sus artículos en la Revista de Arte de la Universidad de Chile. En segundo lugar es factible concluir que Laureano Guevara puede ser considerado el fundador de la pintura mural moderna en Chile, ya que si bien se ha reconocido que la llegada de pintores mexicanos hacia la década de 1940 a la ciudad de Chillán fue el hito fundacional en cuanto al movimiento muralista chileno, lo cierto es que los ejercicios de Guevara para la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 así como sus planteamientos teóricos y pedagógicos en la Revista de Arte y la Escuela de Bellas Artes nos hablan de un artista que formó, dotó e inició un concepto de arte mural propio del siglo XX.